.

.

23/2/15

Aspiramos a SER uno mismo

A lo que todos aspiramos en esta vida es a sacar lo mejor de nuestras aptitudes y ofrecerlas al mundo.  Nuestro afán es triunfar en el trabajo, en nuestra vida personal y en nuestras relaciones a través de la acción que realizamos con nuestro máximo potencial. Esto es en definitiva lo que denominamos triunfar en la vida.

Si cambiamos el verbo triunfar por SER YO, encontraremos una sutil diferencia que existe al vivir la vida bajo el parámetro estipulado del triunfo o vivirla bajo nuestra propia identidad. El triunfo acordado socialmente es el ego luchando, mientras que el ser yo, ser lo que siento que soy y hacer eso en lo que soy bueno para tener la vida de mis sueños, es el deseo de ofrecer al mundo lo mejor de nosotros mismos al tiempo que nos realizamos como personas; esto nos da serenidad, seguridad en nosotros mismos y felicidad. 

Ser uno mismo elimina esa lucha constante contra las circunstancias y contra los demás por la cual nos creemos reconocidos por otros pensando que hemos superado la gran prueba de sobresalir  en alguna actividad por pequeña que esta sea. 


 Sería algo así como si en medio de una tempestad en el mar consiguiésemos sacar nuestra cabecita a flote entre olas gigantes y turbulentas.  Si imaginamos esa cabecita, sabremos inmediatamente que ese triunfo es tan amargo que no merece la pena. Y es que en realidad eso no es triunfar, eso es sobrevivir: El sobreviviente en estas circunstancias no tiene la sensación de felicidad sino que se reconoce a si mismo, agotado: el esfuerzo es de tal magnitud que acaba con todas sus energías exhaustas; bastante ha tenido con poder sacar la cabeza. El sobreviviente tiene un segundo de gloria en el que ve su cabecita un momento para inmediatamente tener que volver a comenzar la misma rutina de la pelea. Así es como interpretamos en general el éxito: El triunfador es un atleta de la vida que sobrevive a todo y a pesar de todo y a costa de todo, incluso a costa de su propia felicidad y de los que le rodean.

Por tanto, lo que de verdad queremos es ese éxito que habla de sueños cumplidos, que perdura en el tiempo y que nos da paz y armonía con nosotros mismos. El que nos hace sentir una alegría inmensa, el que nos hace sentirnos seguros, el que aumenta nuestra propia estima y nos devuelve nuestro poder personal: ese poder que  cedemos a otros cuando comenzamos la lucha titánica para sacar esa cabeza en medio de la tempestad,  para que se nos vea en medio de la nada…

El triunfo del SER YO además de la satisfacción y de devolvernos nuestro poder interior, se conoce porque no se limita en el tiempo sino que se va realizando a través de la vida sabiendo que nunca termina; después de una cosa que nos hace felices viene otra y otra y otra; podemos pasarnos toda la vida ofreciendo nuestra mejores cualidades al mundo, triunfando con plenitud,  sabiendo que nunca terminaremos porque el aspecto creativo, esencial de nuestra existencia, se renueva constantemente. 

16/2/15

Seguridad vs Inseguridad

Si te sientes seguro-a, la seguridad se replicará en tu experiencia de manera interminable
Si te sientes inseguro-a, la inseguridad se replicará en tu experiencia de manera interminable

(Abraham-Hicks)


Si te estas enfrentando a la perdida de un trabajo, casa, o relación, que te da la sensación de inseguridad, pide esto: Por favor SANA mis pensamientos basados en miedo sobre el futuro para que pueda experimentar el confort y la seguridad desde mi propia Fuente.  

(Debra Landwehr)

11/2/15

Cree en lo que tu quieres, en nada mas.

No tienes que creer en lo que los demás dicen.

La mayoría de las veces ni siquiera lo que te dicen es lo que piensan sino que a su vez, sus palabras son el resultado de lo que piensan otros…

Solamente tienes que creer en ti y en lo que TU QUIERES  y sientes como bueno para ti, todo lo demás pertenece a la experiencia de otras vidas que no son la tuya.

Tu experiencia es lo que te va a hacer feliz; no busques por tanto en las vidas de otros. Trabaja en ti, búscate, encuéntrate y sal a la vida a ser felicidad. Sé la onda que expande.

Ese es el cambio en el que el mundo está ahora mismo: en vivir la propia vida, recobrar el poder interior de cada uno y ser felices. Ahora sabemos que la felicidad no es algo inalcanzable sino que es nuestra esencia. 




Para empezar a ignorar lo que otros dicen que tu debes ser, hacer o tener, comienza por no juzgar lo que otros dicen que quieren ser, hacer o tener.

Respeta y da a los demás la oportunidad que merecen de su propia libertad, su propio criterio y su propia experiencia vital.

1/2/15

Ley de la Atracción-Como atraer lo que quieres ser, hacer o tener

Primero tienes que SER lo que quieres  ser, hacer o tener

Esto quiere decir, si estas queriendo algo en tu vida pero resulta que tu vida es completamente opuesta a eso que quieres, entonces vas a tener lo que tu vida es y no lo que quieres.

Y tu vida es lo que sientes, piensas y dices. Por tanto eso es lo que envías en tus frecuencias.  Si tu vida no te gusta, vas a seguir recibiendo mas vida que no te gusta y si algo en tu vida no te gusta y es en lo que esta tu atención centrada, vas a recibir precisamente eso, de la parte de tu vida que no te gusta. 

La pregunta siempre es, pero ¿como voy a cambiar mi vida si no tengo lo que quiero para que pueda sentir bien mi vida?

Tienes que fingir, si, fingir, inventar e imaginar hasta ponerte en una situación mental y emocional en la que por un rato aunque sea, puedas experimentar lo que se siente teniendo eso que quieres.  Eso que quieres puede ser, físico, emocional o económico, es decir relativo a la salud, a tus sentimientos o a tu dinero.

Si lo que te falta es dinero ( es el ejemplo mas fácil de entender)  y pides desde la sensación de carencia, de pobreza, de desamparo, lo que vas a tener de vuelta es precisamente eso, quizás agravado…
Así que… Quieres dinero? Siéntete ric@ mucho, ríete, disfrútalo, imagínate gastando, regalando, ayudando a otros, viajando, realizando sueños, imagínalo, finge que lo tienes, siéntelo y olvida esa postura de victimismo porque como continúes sintiéndote miserable toda tu vida lo será.
Y esta situación es aplicable a cualquier cosa de nuestra vida que queramos cambiar, tener, o hacer.





Por tanto hay una lección muy importante que aprender en todo esto y es que la vida es como la sentimos desde dentro y mientras no cambiemos esa atadura al sufrimiento exterior, al drama, a las circunstancias externas, al todo esta mal, a siempre mirar lo feo por encima de lo que es bello, a tener lo negativo dispuesto a saltar como un resorte programado… mientras todo esto continúe, la vida lo hará de la misma manera.
Si por el contario cada uno en su intimidad,  decide dar un vuelco a esa manera de sentirse, de pensar, de hablar… todo absolutamente todo se dará la vuelta también.


El mensaje final siempre es el mismo, piensa solamente en lo que quieres  y vívelo como si lo tuvieras porque la vida es lo que sientes dentro de ti y se refleja en lo que manifiestas externamente: lo que eres, haces y tienes.

28/1/15

Lo invisible sostiene nuestra vida. Es nuestra propia vida

Muchas veces evidenciamos que hay algo superior a nosotros mismos, que no entendemos y ni siquiera podemos explicar pero que sin embargo, es parte integrante de nuestra vida. De hecho es nuestra parte esencial como seres humanos. 




Ese mundo invisible nos sostiene en cada una de nuestras respiraciones, de nuestros movimientos y acciones,  de nuestra vida.  Está ahí, presente, siempre; es como una energía permanente que vive dentro y fuera de nosotros. Se comunica por el lenguaje de las frecuencias vibratorias y nos dirige hacia el punto al que queremos ir.


Es necesario hacer mas esfuerzo para negarlo que para permitir su presencia y aun así, por mas voluntad que pongamos en negarlo, esa energía  persiste.




No es posible hacerla desaparecer porque, no solamente es lo que nos soporta en esta vida sino que es nuestra propia vida. 



26/1/15

SALIR DE LA ZONA DE CONFORT SIGNIFICA IR A LA ZONA DE LOS MILAGROS

La zona de confort es el lugar del miedo, del pensamiento limitado que cierra todas las posibilidades. Es el lugar donde nada, que no esté ya previsto, puede ocurrir. Es la zona de las grandes excusas y auto-engaños. 

Vivir la aventura no significa abandonar ciudades, familias o trabajos; vivir la aventura siempre es ser capaz de tomar el riesgo de ser feliz y por ende, hacer felices a los que nos rodean. 

Vivir la aventura es decidir ser parte de esa onda perfecta que vibra  desde nuestro pequeño núcleo hasta lo mas grande; una onda que expande belleza, alegría y la felicidad de vivir la vida.


La vida, en cada circunstancia, nos presenta opciones en forma de deseos;  me encantaría hacer esto o lo otro y esos deseos siempre van acompañados de impulsos positivos de gran frecuencia vibratoria. La aventura es decir Si, la zona de confort es decir no.  

Realmente en cuanto dejamos ir al miedo, la vida se convierte en un milagro. Todo lo que se hace con miedo fracasa y crea dolor. Todo lo que se hace libremente y agarrando el impulso positivo que acompaña a esa acción,  nos hace ser felices. 

La zona de confort es el miedo, la zona de acción libre es la voluntad de dejar que los milagros ocurran.

Cada vez que estamos instalados en zonas de confort, la vida nos retará mostrándonos otras posibilidades a través de canales muy diferentes; de la imaginación, de la lectura, de una voz interior, del encuentro con alguien a quien admiramos, de un documental en la TV. Nos daremos cuenta porque en seguida sentimos algo que nos estimula y nos hace sentir vivos. Dejarlo pasar no significa que las posibilidades se acaban, habrá mas seguro, pero sí significa que estamos recibiendo llamadas de atención a las que debemos estar muy atentos para que lo vida no se nos pase sin darnos cuenta.

Tenemos que entender algo que es fundamental:

La vida es para disfrutarla y ser felices 






22/1/15

La única pequeña oración que necesitas. Debra Landwehr

 UNA PEQUEÑA ORACION----GRANDES CAMBIOS------SUTILES, POSITIVOS Y BELLOS





POR FAVOR SANA MI PENSAMIENTO BASADO EN EL MIEDO  

Casi como si se tratara de un mantra utilicemos esta oración siempre que nuestra mente está desocupada. Durante el día, antes de dormir, al despertar, en el coche o en el autobús, en cada momento que podamos. HACERLO LITERALMENTE, TAL Y COMO ESTÁ ESCRITA.


YA ME CONTAREIS….